Logo Damas de Rojo
Chica Delivery: Las delicias de Delia

Un joven ejecutivo quedó loco por un chica delivery en Lince

Cada día me rompo los ojos en los Starbucks viendo a las jovencitas acompañantes en pantis y adoro a las que pasan con sus jeanes oscuros luciendo sus camel toe. He quedado con una acompañante esta tarde. No iré a trabajar, es mi día libre, mi día de escorts.

La mejor forma de trampear es hacerlo en horas de la mañana, cuando tu esposa no se percata que sales para hacerla con damas de compañía. La excusa es la reunión con unos amigos en la Punta, pero paso por la avenida Risso, la zona del pecado de las putas de Lince, subo rápidamente las escaleras. Todo perfumado, abro la habitación; una reserva que lo hizo ella, cuando me dejó un mensaje de texto en el cel:

– Habitación 432, hotel xxx. No demores.

– Voy para allá.

Todo el lugar estaba rociado de aromas de flores. La cama está perfectamente iluminada, y todo es limpio, que parece un baño japonés. Las toallas, el jabón, la alfombra, sí vale la pena invertir es un sitio de lujo para un culo de lujo.

Chica Delivery 100% Recomendada

Cabellos largos negros, lacios, caen perfectamente, hasta en su forma de caer el aire como que las consiente en una gravedad cómplice. Delgadas con perfectas carnes, un pecho bondadoso, con estrellas de mar rosadas en el centro de cada seno, lo máximo, carne blanca para llevar y escoger, soy color ‘puerta’ y me encanta que sean así. Una culona como Delia te hace olvidar la rutina en ese instante en que se desnuda.

chica delivery lince

La jalo abruptamente y la disfruto como un desesperado, como si fuera la última mujer en el mundo, o como el momento anterior a la devastación del planeta. Le muerdo las caderas sin babearlas. Sobo esa curva de su cintura y compruebo que es la misma de la foto de Damas de Rojo, todo bien, yo el caballero de rojo, porque toda la sangre estaba en la punta de mi cabeza loca.

Desempeño de mi chica delivery

Se puso en la pose equina. Le daba como a una prima, érase una vez, cuando me encontraba borracho hace años y la buscaba, pero con más violencia: Delia tiene la elasticidad de una yogui. Zarandea sus nalgas, y se apunta el ano corriendo el aceite por su depilada piel.

Lo que me puso de Delia, mi chica delivery en Lince, es su cabellera larga hasta la cintura, se pierde cuando nacen sus nalgas, la contemplaba mientras se la metía y ella dulcemente me miraba a la vez que me motivaba para que salga todo de mí de una vez por todas.

Su carita suave en contraste con su cuerpo de mujer que encima de mí me castigaba, en sentadillas, sonando sus nalgas como hules. Todo lo tiene al natural, y su boca…qué expertise de maniobra hacia la sensación más extrema.

Terminé.

-No me dejes ir, le dije.

Juro que no quería alejarme de ella. Me pegué.

Me di cuenta que era mi día libre pero estaba esclavizado entre sus piernas.

69 logo

69 logo
puta para llamar en lince

PAMELLA

MODELO PERUANA
kine que atiendan en lince

Deyanira

MODELO PERUANA

Este sitios web contiene material solo y exclusivamente para adultos, si eres menor de edad, debes de abandonar esta web.